jueves, 19 de enero de 2012

Anonymouseate esta



O sea, vamos a ver, tengo mil cosas más importantes (ok, no mil) en las que andarme ocupando, como por ejemplo la enchufada de plancha que me metí todo el santo martes y por la que estoy seguro me ha de venir una cuenta más larga que la de Etiqueta Azul en el gobierno antepasado. ¿Con qué tiempo y con qué espacio del cerebro voy a salir a ver qué es eso del FBI, el Megaupload y la SOPA esa? Como si no tuviera ya suficiente con andarme fijando si me cobran 1.50 en la combi, voy a estar ocupándome de quien me quiere robar lo que yo me estoy robando, no sé si me entienden.

Porque a ver, cómo seré de tecnológico, que lloro a mares cuando recuerdo mis días del DOS con su tortuguita y de la levantada de antena obligatoria para que el celular funcione, por lo tanto, yo en esto de los Anonymous, los hackers y la chucha del gato entiendo lo que 'techito' de mujeres. Pero en lo poco que al respecto he logrado hacer para satisfacer mi sapería natural, resulta que no sé de dónde me sale ahora tanto indignadito anunciando guerra cibernética alucinándose Rambo detrás de su pantalla para bajarse a medio gobierno gringo desde la trinchera web.

Corregidme si me equivoco, ¿ya? El Megaupload ese, que sí, lo he usado cuchumil veces y todo de la refurinfunflai, ¿no difunde acaso contenido de forma ilegal? O sea, hasta donde recuerdo, yo me he bajado peliculitas, canciones de otros lados, libros de otros tantos, y hasta donde las neuronas me ayudan no pague ni un solo céntimo. O sea, lo que entiendo, es que el FBI (que en la vida real es taaaaan aburrido sin Mulder y sin Scully) está haciendo algo con todas las de la ley, y nosotros estamos saliendo a defender un delito. ¿Voy bien?

Qué tal concha la nuestra. Mira, todo bien bonito con que zapatees, te revuelques y te jales los pelos porque te van a quitar acceso a tanto material pirata que es tan rico consumir (como todo lo prohibido), pero, de ahí a izar la bandera de la dignidad y ladrar diciendo "no nos vencerán" y "la guerra recién comienza" es tener un marisco más grande que el de Chehade, oye.

Esto del Internet es algo así como sacar la vuelta, tirar una canita, adornar la cresta, poner los cuernos, para poner como ejemplo algo que la mayoría hace (menos yo, obvio, y no por honrado sino porque no tengo con quien), es decir, tienes libertad de hacerlo con los kilos de conciencia que eso conlleva, pero si te descubren no se puede tener la cara de reclamar nada. Pues igualito con esto de la piratería vía web compañeros, o sea, mientras puedas bajarte, descargarte, pasarte, facilitarte y todo lo que termina en arte, sin que sus autores se den cuenta o les importe el mismo rábano que a mí el último éxito de Wendy Sulca, todo chévere. Pero si se dan cuenta, se avivan y te mandan al FBI con tooooodo el derecho del mundo, piña pues.

Saben qué pasa en realidad, que a nosotros, desterrados hijos de Eva, se nos ha ido de las manos sin querer queriendo todo esto de las redes. Todo ha crecido a un ritmo que al menos a mí aún me aturde (yo en 6to de primaria todavía llevaba mecanografía, con eso te digo todo) y con ello se nos ha ido de las manos esa ley malsana de acostumbrarnos a lo fácil, con el añadido de que ahora la anomia resulta casi casi una filosofía de vida.

Pero todo este rollito no me lleva sino a confirmar, con el dolor de mi corazón, que la gran mancha posera de estos lares (esa a la que me enfrentaré hasta el final), está llegando a niveles de plaga, oye. Porque te aseguro, bien bonito, que quienes están detrás de las protestuchas estas (además del minúsculo porcentaje de gente sin infancia que ahora se hacen los machitos frustrados detrás de una computadora), son los mismos que se llevaron las manos a las tetas y los cachetes cuando salió la 'robacable', sin darse cuenta que ahora defienden lo mismo.

Son esos que te sueltan el argumento de que como uno no tiene plata, tiene derecho a acceder a un libro o a una película sin meterse la mano al bolsillo, pero salen a convulsionar, como en iglesia cristiana brasilera, gritando eso de 'no al Movadef', cuando oye, o sea, respeta que ellos también quieren quitarle al que tiene y darle al que no tiene porque... porque... ay porque sí pues. Eso apoyan.

Son los mismos que están pidiendo la cabeza de la Susi y que salga con todo y sus huachafos del Municipio (ay, Susi, nunca me cansaré de decir que te lo advertí. Con lo regia que te estarías bronceando ahora en Totoritas). Porque oye, una cosa es que me caiga mal y pucha todo lo que quieras, pero de ahí a decir que no hace nada, no pues. Que ha empezado haciendo huevaditas, de acuerdo, pero tampoco para sacarla de los pelos del caserón amarillo ese de la plaza de armas. Bueno, esos mismos que dicen que no hace nada, pero votaron por ella porque era la tía regia y ahora no saben de que 'nada' están hablando, son los mismitos que ahora creen que están atentando contra su derecho del consumidor.

Son los mismos que dicen ¡Fuera Chehade!, porque ahora esta bien nice eso de darle mirada de desprecio a la corrupción, pero ni siquiera se han tomado el trabajito de leer el informe de la Pérez Tello (documento digno de quitarse el sombrerito, dicho sea de paso), y así tener el real derecho de lanzarle un huevo al chistoso ese cuando se atreva a cruzar su innata conchudez por nuestro delante. Mesmamente, apuesto mis discos de Yola a que hoy salieron a decir ¡abajo el FBI! y ¡abajo la SOPA! sin tener puñetera idea qué son, y sin informarse, por ejemplo, de los millones que los vivazos de Megaup... (ay, ya sabes) han amasado los últimos años.

Así qué, me pongo mi gorrito de enfermero y les hago shhhhhhhhhhh
cierren el hocico y a resignarse, total, los delincuentes (porque lo son) ya abrieron otra página, asi que relajaos y a dejar la lloradera que ahorita todo vuelve a la norm... bueno, a la anormalidad.

Oye, ¿y si los Anonymous estos me atacan también? No creo, tan importante no soy. Pero si me doy con la sorpresa, aplico la ley del grano: volveré a aparecer cuando menos se lo esperen, por donde menos lo imaginan y para joderles la vida como nadie.

Ay, si Megaupload puede, ¿por qué yo no?

2 comentarios:

Elmo Nofeo dijo...

Tienes una sopa de letras en la cabeza, no confundas lo que hace Megaupload con lo que pretende evitar el SOPA.

El SOPA pretende institucionalizar el "primero te cerramos, luego preguntamos", es por eso que hasta Microsoft está en contra.

Por otro lado, respecto al 1.5O en la combi, en mi época los transportistas nos respetaban porque si querían pasarse de vivos, los esperabamos en la avenida, capturábamos 1 docena de omnibus, los metíamos a la ciudad universitaria, les bajábamos las llantas y les desconetábamos la batería; los trasnportistas solitos venían a llorarnos y se comprometían a respetar el medio pasaje (la mitad del pasaje adulto). Ahora los universitarios todo lo quieren resolver con tuiteos (¿alguien dijo caviares?).

Oscar C. OKIPERU ® dijo...

La protección a la propiedad intelectual me suena más a pretexto, no se, le veo más unas ganas terribles a controlar toda forma de expresión... y con herramientas legales.

otras mas...

Blog Widget by LinkWithin