miércoles, 3 de agosto de 2011

senSANCIÓNalismo


Con setenta y dos votazos a favor, la medalla de congresista de Martha Chávez regresó derechito a su caja a menos de una semana de colgarse en su fujimorísimo pescuezo. Decisión tomada por más de la mitad de un parlamento que consideró sentirse ofendido por el pregón con el que Marthita deleitó a los ilustres invitados, sus no tan ilustres colegas, y a nosotros, ilustrísimos 20 millones de televidentes, a punta de gargantazos durante la toma de mando de su choche Ollanta.

Bastó que abriera la boca (y no la cerrara en una hora) para que, desde las redes sociales, le llovieran todo tipo de calificativos. Remezón político que se hizo eco en todos los noticieros y portadas del día siguiente, y que, muy a nuestro rojiblanco pesar, deslucieron el inicio de la que es considerada, por muchas razones, una nueva era en nuestro país.

Pero, ¿toda la culpa es de Chávez? ¿Sólo a ella debemos hacerle cargar con el sambenito de semejante roche internacional?

Hablando de política no invento la pólvora ni curo el cáncer, así que no voy a decir nada nuevo, por el contrario, creo que las cosas están más claras que el rosa del abriguito de Nadine en la parada militar. Pero es una claridad que, bajo el pretexto de esa diginidad antifujimorista que venimos arrastrando desde los últimos días previos a segunda vuelta, nos resistimos a ver en su totalidad.

La Chávez se excedió. Pésima actitud que evidenció una falta de clase que debería estar cuajada en una señorona de sus años y su recorrido político. Porque no sé ustedes, pero da cosa imaginar a mi tía Cristina Fernández cuchicheando con la comadre Dilma "oye, y quién es esa?", y que feíto que por ahí alguien les pase el dato "es Martha Chávez, la primera mujer que presidió el congreso en este país y la primera en presidir un parlamento en América Latina." ¿Se imaginan sus caras? Vergüenza ajena. La misma vergüenza que me provocó Ollanta Humala con su provocación barata, que deja bien en claro que en política el brother está en pañales.

Pero dime Santísima Cruz de Motupe ¿qué falta hacía que el hermanito de Antauro hiciera un juramento tan cursi invocando al espíritu de la Constitución del 79? Si sabía que a su lado derecho tenía a todas las crías de Alberto Kenya ¿por qué dárselas de bacán haciéndole fuchi a la carta magna que parió su gobierno? Lo hizo adrede, lo hizo a propo, lo hizo con cachita, y es una acción que, si bien no es ilegal, resultó muy inoportuna. Craso error.

A mí se me hizo insoportable la cara sonriente de Humala mientras los dos payasos que escogió como vicepresidentes (Espinoza y Chehade) invocaban, ahora sí, al espiritú chocarrero del 79 con todas sus letras. Lo que terminó de poner la cereza de la tarta a lo que fue claramente una sacada de lengua a la oposición.

Pero bueno, hasta ahí "todo bien", al fin y al cabo, tácitamente Humala ha prometido defender el orden constitucional y eso involucra únicamente a la constitución vigente, por lo que así se le hubiese ocurrido jurar por Nadine, por Madre Mía o por su perrito, nada le quita la validez al acto. Pero si hablamos de sanciones, a Martha Chávez se le ha quitado su sueldo de 4 meses por faltar el respeto y armar la de san quintín en el congreso, ¿cierto?. ¿Por qué entonces, no comparten con ella semajante privilegio la bancada de Gana Perú? Porque si lo de la Chávez fue alboroto ¿qué fue lo que armaron los nacionalistas con sus gritos propios de mitin? ¿Eso era la bancada oficialista o una barra brava? ¿No fue acaso un espectáculo desagradable y una tortura a los oídos de los ilustres invitados semejante griterío? Si Keiko hubiese estado ahí paradita en lugar del retoño de don Isaac ¿se hubieran quedado callados?

En 1990, Alan García merecía que le aventaran un kilo de pan popular a la cabeza, pero aún así se condenó la actitud de los parlamentarios durante su discurso de despedida en el congreso. En el 2000, Anel Townsend, le pusó una olla en las narices a Fujimori mientras este inauguraba su tercer mandato. El chino merecía que le estamparan la olla en su cacharro de cínico, pero aún así, eso no justificaba la falta de respeto de un congresista a un presidente.

Por tanto, desde aquí, mi humilde rinconcito, aplaudo la decisión de sancionar a una parlamentaria por la falta de respeto cometida, por más "principista" que haya sido el reclamo que intenta justificarla; pero, a la vez, lamento que toda una bancada que hizo el mismo alboroto (poniéndose pico a pico por momentos), quede bien tranquila en sus escaños, olvidando que los cinco años anteriores su agrupación no dejó de protagonizar chongo tras chongo faltándole el respeto a todo el país. Oh casualidad, en el mismo congreso que hoy exigen respetar.

Oye, ¿y si pensamos mal un poquito? Por más repudiables que nos puedan resultar los fujimoristas, acaban de cerrarle la boca por cuatro meses, así de papaya, a una de las cabecillas de la oposición. ¿No se presta a la tembladera? Sienta un precedente de sanción ejemplar, pero, a la vez, ¿no sienta un precedente de amordazamiento?

Con cuidadito. Empiezo a creer que tendremos que ir con mucho cuidadito.

4 comentarios:

Alejandro dijo...

No nos cuentas si la castigaron por frases “ofensivas” o por hacer bulla. Porque si es lo 1ro, eso no podría aplicarse a la Bancada de Gana Perú. Digo no más.

Aunque haya sido sumamente provocador, no me parece que Humala este a secas “en pañales”. Con su primer acto oficial ha logrado que hasta los propios fujimoristas sientan vergüenza de quien iba a ser la principal opositora y sin más, se libró de ella sin que nadie critique demasiado por aquello y todavía, ha puesto a un nuevo sector de la opinión pública de espaldas al fujimorismo desde el primer día. Finalmente, ahora de muchos lados se escucha que la CP del 79 es democrática y la CP del 93 no, otros hablan de que se podría encontrar un equilibrio entre ambas. No la va a cambiar, pero hoy hasta sus propios antiguos detractores le dan razón en muchas de sus críticas a la CP del 93 durante la Primera Vuelta, No vas a negar que en todo eso acertó, logró su objetivo.

Siento q olvido una acotación más que iba a hacerte… cuando la recuerde la escribo.

Te quiero :)

Elmo Nofeo dijo...

El Congreso es el gran perdedor:

- pierde imagen ante la representación extranjera,
- pierde seriedad al llevar a sesión secreta un tema tan banal,
- pierde Gana Perú por hacerse de una fama de intolerante,
- el fujimorismo pierde a una de sus mejores voceras

la única que gana es Martha Chavéz, porque cuando se demuestre lo ilegal de su desaforo, el Estado va a tener que pagarle todo el tiempo no trabajado.

Que suerte tienen las marthas, una va a cobrar sin trabajar (por culpa de un congreso obcecado) y la otra martha cobra por dormir.

Grillo dijo...

Tengo entendido que el mataperro, la robaluz, el comepollo, etc etc han sido sancionados en sesiones cerradas. NO habría ilegalidad entonces.

P.d. Admito prueba en contrario, si la hay

OKIPERU ® dijo...

Unas fiestas patrias mediocres, las arengas de una bancada que más parecía una recua asustada, y los gimoteos de una cacasena resentida.

Estas fiestas patrias han sido para echarlas al olvido.

otras mas...

Blog Widget by LinkWithin