jueves, 16 de septiembre de 2010

Porque me cae simpática, porque sonríe bonito

En esta esquina, cincuenta años (sin que aparentemente nadie que se los haya "entretenido"), abogada, con un huevo de kilos menos de los que nos tenía acostumbrados por aquella moda que instauró madame Rampolla para quedar regia a punta de by pass, con una elección ganada como diputada, una buena gestión como congresista caracterizada por hacerle fuchi a Albertito Fujimori y con dos campañas presidenciales perdidas en su haber (cada una con más roche que la otra), ¡Doña Lourdes "Lulú" Flores Nano de Cataño!

Y en esta otra, sesenta y tantos años (bien gozados, bien vividos, bien fumados), educadora y periodista, con una figurita aceptable para los calendarios que tiene encima, con una gestión en el Ministerio de la Mujer integrando el llamado gabinete deluxe del gobierno de transición del buen Valentín Paniagua (donde seamos francos no hizo nada, porque seamos francos también, no tuvo tiempo para hacer algo), con una más que aceptable gestión como la primera defensora de la tombería nacional, con una labor para quitarse el sombrerito como comisionada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y una campaña presidencial en su haber perdida por K.O. (0,62%), ¡Doña Susana "Susy" Villarán de la Puente y Bayly!

La actual carrera al sillón municipal de nuestra tres veces coronada ciudad de Lima, está que quema. Y no precisamente porque la Villarán nos recuerde lo quemoli que andaba en sus épocas de hippie, ni porque la Flores, al no conocerle pretendiente empiece a levantar la sospecha de que es plancha quemada, sino porque después de muchísimo tiempo (según mi padre desde aquella elección ganada por Frejolito) no se presentaba en nuestro escenario político una disputa a un cargo público protagonizada por dos contendoras que gracias a sus respectivos historiales de vida y profesión, se presentan como candidatas de lujo. Y sobre todo, con planes de gobierno hechos y derechos que muy pocos se han tomado el trabajito de comerse para decidir a quien finalmente le confiarán su voto.

Hace unos meses, cuando todos andaban mas interesados en que Maradona no haga el ridículo de su vida en Sudáfrica, que Lori Berenson dejara su depa de Miraflores para irse los yunaites, o en que boten de una vez a Roberto Martínez del show de la Gise, este pechito andaba comentando con todo el mundo que ya venía siendo hora que la gentita que quería suceder al mamarracho de Castañeda Lossio, debía presentar propuestas. Lo pedía a gritos, con la misma intensidad con que pataleé por la eliminación de Argentina, protesté por la excarcelación de la Berenson y me reí con la eliminación de Robert. Y mira tú que bastante caso me hicieron, que hasta ahora, a menos de tres semanitas de las elecciones, es poco o nada lo que se ha dicho al respecto.

Lo que a todas luces debió ser una etapa de debate alturado, se convirtió al final en un pleito de callejón donde ha llovido de todo y donde queda por llover mucho más. Primero, la frescura del señorito Alex Kouri por querer tentar la alcaldía de una ciudad que en papeles no es la suya (y la patinada de llevar a Yvonne Frayssinet como teniente alcalde) lo que hizo que quedaran en nada sus planes de ponerse fosforito frente a Flores Nano. Segundo, los vínculos nada favorables de la reina y señora del PPC con el hasta ahora presunto narcotraficante César Cataño (nombre de batalla) que pusieron en tela de juicio esa honestidad y transparencia de la que lleva jactándose toda su vida política. Y tercero, el apoyo a Susanita de grupos de izquierda a los que se ha querido (sin mucho éxito) pintar como extremistas, radicales y fundamentalistas de alto voltaje. En una palabra y para que usted, amable lector, me entienda: terrucos.

Vamos a ver, está de más discutir lo de Kouri. Que se quede en su casa nomás soñando con lo que pudo haber sido y (esperemos) nunca será. Respecto a lo de Lourdes, quiza ha sido un error el que no esclarezca públicamente, (pese a que creo yo, no tendría porque hacerlo), que tan enterada estaba de los tejes y manejes de su cliente y el por qué de su afán por seguir defendiéndolo. Total el que no la debe no la teme, y finalmente pudo bastar un "solo cumplía con mi trabajo". Susana por su lado, quizá debió enterarse bien de a quien llevaba consigo en su manchita, para evitarse así (conociendo lo escandalosos que somos) el apanado que le cayó (comparación con Abimael incluída) por codearse con grupos como el MNI, que se quiera o no, tiene que ver con Patria Roja y con ese cuco llamado SUTEP.

Este rinconcito del mundo blogger y quien escribe estas líneas no esta ni calificado ni con ganas de hacer un análisis político a profundidad, pero al fin y al cabo soy un votante más. Confieso que en un primer momento tenía ya listo el lapicerito para marcar el simbolo de Fuerza Social, lo único que esperaba eran propuestas concretas que terminaran de convencerme que la hoy apodada caperucita (que en realidad está mas para el papel de la abuelita y que en sí tan roja no parece ser, en todo caso rosadita) era la mejor opción. Pero el día en que la susodicha armó tremendo bolondrón con una conferencia de prensa para protestar por el lío de Cataño, donde dicho sea de paso nadie le dió cuchara, digamos que se me cayó un poquito. Porque eso de sacar las garras para acusar a Lourdes de tener miopía moral estaba fuera de lugar. Tan fuera de lugar como estuvo eso de "ella no es abogada de clase media, ¡de clase media SOY YO!", cuando está mas que claro que en cuestión de pipirisnice, Susy se la lleva de encuentro. Y Lourdes ha debido cerrar su bocota un toque antes de polarizar la contienda. Primero con ese floro que bien le funcionó y le permitió mantenerse al tope de las preferencias, de elegir entre la decencia y la corrupción, Pero ya con su último mambo de "la gente ya sabe de que lado estamos nosotros y de que lado esta Patria Roja, el Sutep y Humala" ya como que la doña aburre y lo que es peor, suena tontita.

La prensa ha jugado su partido también y a ellos les debemos gran parte de la baja calidad del circo que se montó. Porque si muchos criticaron a Aldo Mariategui por tenerle hambre a la Su' , con opiniones que teniendo cierta lógica, cayeron en la exageración y derivaron en las portadas de diarios más ridículas que se hayan visto desde la época de la dictadura, no debemos obviar que del otro lado, Jaime Bayly ha tenido también opiniones y acusaciones innecesarias e infladas por ese ego que lo hace creerse paladín del liderazgo de opinión hacia la candidata del frente. Para mí, ambos muchachones, no les hacen ningún favor a quienes apoyan.

Ya pues tías de mi corazón. Yo prometo hacer reset a mi cabecita y desde hoy dieciséis de setiembre, mes de la primavera, de Trujillo y su marinera, voy a poner la balanza derechita. Es más, ¿por qué no lo hacemos todos? Señoras y señores, las doñas son capaces y gane quien gane, algo me dice que lo van a hacer bien. Olvidémonos de los golpes bajos y las puñaladas con cortauñas que se han dado. Hoy hay debate ¿lo sabían? Escuchemos propuestas y decidamos en base a ellas y en base a las que nos suelten en el posible encontrón que tendrán las señoras éstas en los próximos días. No nos dejemos llevar por estupideces como cuál es mas roja que la otra o quien tiene más boquita de caramelo para meternos la alcaldía por donde el sol no nos alumbra. Eso es lo de menos.

Un enorme porcentaje del electorado es gente que acudirá a las urnas por primera vez y a quienes curiosamente les importa un pepino esto de las elecciones. A mi juicio por el contrario, son los que están en la obligación de dejar de lado todo lo dicho líneas arriba. A mí me daría vergüenza que me preguntaran por quién voy a votar y responder lo haré por tal "porque me cae simpática" o "porque sonríe bonito" o "porque tiene buenas propuestas", cuando en realidad no me sé ni una. Está en nuestras manos, tu voto o el mío puede ser el decisivo, es solo cuestión de proponérnoslo.

¿Cómo?¿Qué cosa?¿Que no te importa?... Pues que te vaya importando darling, y si no ¡métete tu inconciencia al poto!


Imágen de El Otorongo. Suplemento de los viernes de Perú21

martes, 7 de septiembre de 2010

Cuestión de huevos

Mamá me enseñó lo que debo hacer, si en una reunión nos quedamos sin tema por primera vez. Que no suelte la lengua y esté donde esté, que no me pique, me seque el trago y calladito mejor me porte bien. Pero qué haces cuando en el grupo con el que departes de lo lindo cualquier cosa menos coca cola o agua de limón, a alguien se le ocurre preguntar ¿quién es el personaje del año? respondiéndose a sí mismo "No sé ustedes, pero de hecho para mí, Ricky Martin".

-Hay que tenerlos bien puestos para salir a decirles a todos que eres gay. Y encima ahora va a sacar un libro donde lo cuenta todo, todito. Es admirable.

Siguiendo el consejo de mi señora madre, sequé el trago y solté la lengua únicamente para pedirme otro. Intenté cambiar de manchita pero era demasiado tarde, el balazo del "¿y tú que opinas?" ya me había impactado y tenía seis pares de ojos en mí esperando una opinión como si la interrogante encerrara relevancia internacional. Imperdonable muestra de incultura la mía el no querer darle un nobel al buen Ricky por salir del clòset.

Cuando el 29 de marzo, millones de personas aplaudían el que Enrique Martín Morales, (natural de la isla bonita Puerto Rico, 38 años, padre de dos mocositos demasiado adorables para dudar que sean adoptados y dueño de algunas de las cuentas bancarias inentendiblemente más opulentas del panorama musical), declarara que era un regalito de la vida eso de que se le mojaba la canoa, confieso que preferí aplaudir a aquellos que tacharon de ridículo, innecesario y huachafo su repentino arranque de sinceridad.

Desmiénteme tú que me estás leyendo y cabalgas en la base dos, que la primicia vía twitter te supo más a confirmación que a demostración de valentía. Porque yo no sé dónde tenían metida la cabeza Juanes, Alejandro Sanz, Juan Luis Guerra y todos aquellos que le celebraron la payasada, cuando en el auge noventero de televisa, el muchacho salía bien a la permanente y con aretes más grandes que los de Verónica Castro a soltar la pastrulada esa de juego de ajedrez, quererte tanto o a hacer la finta de que le arrimaba el piano a Sasha Sokol, su compañerita de los Muñecos de Papel.

Traduciendo al vulgarñol, que Martin solo le metió el dedo a aquellos que no recuerdan sus movimientos de melena y su pasito de caderas en el Stade de France cuando las tribunas le coreban el alé alé alé. Para los que tenemos la memoria bien conservadita, no fue más que un acto de hipocresía de la mala o un manotazo de ahogado para no terminar en el fondo del olvido al que estaba cayendo, donde no le quedaría de otra que vivir eternamente de las regalías del pasito pa'lante María (y un pasito pa' trás... aunque me mueraaaa). Y encima ahora, como si no tuviéramos sufi sufi, con las aventuras en Santa Mónica de Magaly y las inexplicables meloserías de Cohelo, vamos a tener que soplarnos la crónica de una noticia anunciada (anunciadísima) que llevará por nombre YO. No, si ya decía yo, lo de original nadie se lo quita al causita este.

¿La historia sería distinta y me ahorraría el escupitajo twitterístico de los 1,574,177 que lo veneran, si el susodicho siguiese sin decir que no le va al Necaxa o si lo hubiera aceptado con un "bueno pues, me descubrieron"?. Creo que no, ¿por qué? pues porque asuntos como este me confirma que a la gente le gusta que le digan "oye, te he estado agarrando de idiota".

No me explico tampoco porque cuando Alberto Cutié (el curita ese que era el engreído de las monjitas y señoras hinchas del crucifijo en toda latinoamérica), fue captado con las manos en la masa corporal de la que es hoy su esposa, la gente lo puso en un altar y aclamó que apareciese cual Rambo con sotana a decir que sí pues, estaba enamorado y pobre aquel que ponga en duda la autenticidad y la pureza de sus sentimientos. ¿O es que acaso nadie recordaba cuando con la misma convicción presumía de su celibato y vocación de servicio por los siglos de los siglos desde su talk show? Pues una vez más, no me uní a la mayoría aplastante, sino aplaudí a las cabezas del Vaticano que condenaron su actitud y le dieron una patada en el rabo, no dejándole mas opción que cambiar de confesión. Porque una cosa es que desde Benedicto al padrecito de la parroquia mas cercana a mi casa yo no esté de acuerdo con la iglesia católica, pero otra muy diferente es que celebre que un representante de la misma pisotee aquello que aceptó sin obligación, porque sabía perfectamente a lo que se metía. Ya pues Albertito, si para hipocresía boricua basta y sobra con el de más arriba.

Sin ir mas lejos, y para que no se diga que me la agarro con los paisanos de Ricky, tampoco entendía porque al comienzo de década, todos le hicieron barra a Alejandro Toledo al reconocer a la figuretti aquella que pregonaba por todos lados que era sangre de su sangre. El mensaje a la nación con el risible "buenas noches Zaraí" fue lo más vergonzoso que escuché desde el "que dios nos ayude" de Hurtado Miller. La popularidad de su gobierno, caracterizada por nunca sobrepasar los dos dígitos en porcentaje, subió como la espuma, la misma espuma que debe haber soltado Eliane Karp con la decisión. ¿O es que acaso nadie recordaba la infinidad de veces que el jefe de la chakana repitió que los revolcones con la mamá de la mocosa no habían sido más que eso y que no tenía mas herederas que la mamacita de Shantall? Pero Alejandrito, ¿cómo a ti, hijo de Standford, se te pasó la del condón?. Es que no lo entiendo.

Y ni que decir de mi presidente favorito. Mi maestro, mi sensei, mi gordito ricotón. ¿Pero que rayos le pasó a los compañeros y compañeras que enaltecieron el "gesto" de Don Alan García cuando reconoció ser padre de mi chocherita Fede Danton (que me cae mucho mejor que Zarai, entre nos) Y encima hacerle pasar el roche de su vida a la siempre modosita Pilar, poniéndola quieta a su lado sin decir ni mu. ¿Acaso nadie recordaba como jodía el chancho al cholo con eso de que si no era capaz de reconocer a su hija no podía ser capaz de gobernar un país? Pero ahí está, la gente volvió a a darle vivas a la hipocresía. Ay Alancito, ya sabes lo "bien" que me caes, para qué gastarme si con tus actos basta, sobra y rebalsa.

Que eso es ser hombre, que es cuestión de huevos, que no es fácil, que hay que estar muy seguro de si mismo, que hay que ponerse en sus zapatos, nada de eso me convence porque el que se pasó cantando Living la vida loca también se la pasó diciendo que todos los que lo empujaban a aceptar su homosexualidad fumaban de la mala. En sus trece buscaba convencer a media fanaticada que Sasha, Alejandra Guzmán, Alicia Machado y Rebeca de Alba eran su prototipo de ser humano. Y la gente (ay la gente) le creyó. Y así como le creían, ahora se olvidan de todo eso y correrán, no lo dudo, a comprarle el libro y el disco y todo articulito de merchandising que se le ocurra inventar para manifestar (ahora sí) lo feliz que le hace ser aquello que siempre fue, pero de lo que renegó hasta que se vió obligado (solo Diosito sabe por qué) a salir del armario. Porque a mi el floro de "Estos años en silencio y reflexión me han fortalecido y me recordaron que el amor vive dentro de mí, que la aceptación la encuentro en mi interior, y que la verdad solo trae la calma. Hoy para mí el significado de la felicidad toma otra dimensión." es increíble (en el sentido de que no se le cree)

Hasta esa mañana de marzo , Don Ricky se encontraba en aquella pandilla encabezada por mi tío Juan Gabriel, que lleva por doctrina "lo que se ve no se pregunta" y que para mi es mil veces mas respetable que quienes hacen alarde de sus preferencias como si gritarlo a los cuatro vientos los hiciera mejores o más valientes. ¿Acaso alguien imagina a los heterosexuales haciendo marchas y estableciendo días del orgullo straight? Huy no, que Santa Cachucha los agarré confesados y los defienda de todo lo que los tildarían. Porque mientras uno mismo no se vea como un ser humano normal, no puede esperar que el resto lo haga. Porque como escuché en alguna serie española "Yo no estoy orgulloso de ser homosexual, como no estoy orgulloso de tener dos orejas. Lo soy y punto". Chúpate esa. (esa mandarina Ricky, notimiloemociones)


otras mas...

Blog Widget by LinkWithin