martes, 7 de septiembre de 2010

Cuestión de huevos

Mamá me enseñó lo que debo hacer, si en una reunión nos quedamos sin tema por primera vez. Que no suelte la lengua y esté donde esté, que no me pique, me seque el trago y calladito mejor me porte bien. Pero qué haces cuando en el grupo con el que departes de lo lindo cualquier cosa menos coca cola o agua de limón, a alguien se le ocurre preguntar ¿quién es el personaje del año? respondiéndose a sí mismo "No sé ustedes, pero de hecho para mí, Ricky Martin".

-Hay que tenerlos bien puestos para salir a decirles a todos que eres gay. Y encima ahora va a sacar un libro donde lo cuenta todo, todito. Es admirable.

Siguiendo el consejo de mi señora madre, sequé el trago y solté la lengua únicamente para pedirme otro. Intenté cambiar de manchita pero era demasiado tarde, el balazo del "¿y tú que opinas?" ya me había impactado y tenía seis pares de ojos en mí esperando una opinión como si la interrogante encerrara relevancia internacional. Imperdonable muestra de incultura la mía el no querer darle un nobel al buen Ricky por salir del clòset.

Cuando el 29 de marzo, millones de personas aplaudían el que Enrique Martín Morales, (natural de la isla bonita Puerto Rico, 38 años, padre de dos mocositos demasiado adorables para dudar que sean adoptados y dueño de algunas de las cuentas bancarias inentendiblemente más opulentas del panorama musical), declarara que era un regalito de la vida eso de que se le mojaba la canoa, confieso que preferí aplaudir a aquellos que tacharon de ridículo, innecesario y huachafo su repentino arranque de sinceridad.

Desmiénteme tú que me estás leyendo y cabalgas en la base dos, que la primicia vía twitter te supo más a confirmación que a demostración de valentía. Porque yo no sé dónde tenían metida la cabeza Juanes, Alejandro Sanz, Juan Luis Guerra y todos aquellos que le celebraron la payasada, cuando en el auge noventero de televisa, el muchacho salía bien a la permanente y con aretes más grandes que los de Verónica Castro a soltar la pastrulada esa de juego de ajedrez, quererte tanto o a hacer la finta de que le arrimaba el piano a Sasha Sokol, su compañerita de los Muñecos de Papel.

Traduciendo al vulgarñol, que Martin solo le metió el dedo a aquellos que no recuerdan sus movimientos de melena y su pasito de caderas en el Stade de France cuando las tribunas le coreban el alé alé alé. Para los que tenemos la memoria bien conservadita, no fue más que un acto de hipocresía de la mala o un manotazo de ahogado para no terminar en el fondo del olvido al que estaba cayendo, donde no le quedaría de otra que vivir eternamente de las regalías del pasito pa'lante María (y un pasito pa' trás... aunque me mueraaaa). Y encima ahora, como si no tuviéramos sufi sufi, con las aventuras en Santa Mónica de Magaly y las inexplicables meloserías de Cohelo, vamos a tener que soplarnos la crónica de una noticia anunciada (anunciadísima) que llevará por nombre YO. No, si ya decía yo, lo de original nadie se lo quita al causita este.

¿La historia sería distinta y me ahorraría el escupitajo twitterístico de los 1,574,177 que lo veneran, si el susodicho siguiese sin decir que no le va al Necaxa o si lo hubiera aceptado con un "bueno pues, me descubrieron"?. Creo que no, ¿por qué? pues porque asuntos como este me confirma que a la gente le gusta que le digan "oye, te he estado agarrando de idiota".

No me explico tampoco porque cuando Alberto Cutié (el curita ese que era el engreído de las monjitas y señoras hinchas del crucifijo en toda latinoamérica), fue captado con las manos en la masa corporal de la que es hoy su esposa, la gente lo puso en un altar y aclamó que apareciese cual Rambo con sotana a decir que sí pues, estaba enamorado y pobre aquel que ponga en duda la autenticidad y la pureza de sus sentimientos. ¿O es que acaso nadie recordaba cuando con la misma convicción presumía de su celibato y vocación de servicio por los siglos de los siglos desde su talk show? Pues una vez más, no me uní a la mayoría aplastante, sino aplaudí a las cabezas del Vaticano que condenaron su actitud y le dieron una patada en el rabo, no dejándole mas opción que cambiar de confesión. Porque una cosa es que desde Benedicto al padrecito de la parroquia mas cercana a mi casa yo no esté de acuerdo con la iglesia católica, pero otra muy diferente es que celebre que un representante de la misma pisotee aquello que aceptó sin obligación, porque sabía perfectamente a lo que se metía. Ya pues Albertito, si para hipocresía boricua basta y sobra con el de más arriba.

Sin ir mas lejos, y para que no se diga que me la agarro con los paisanos de Ricky, tampoco entendía porque al comienzo de década, todos le hicieron barra a Alejandro Toledo al reconocer a la figuretti aquella que pregonaba por todos lados que era sangre de su sangre. El mensaje a la nación con el risible "buenas noches Zaraí" fue lo más vergonzoso que escuché desde el "que dios nos ayude" de Hurtado Miller. La popularidad de su gobierno, caracterizada por nunca sobrepasar los dos dígitos en porcentaje, subió como la espuma, la misma espuma que debe haber soltado Eliane Karp con la decisión. ¿O es que acaso nadie recordaba la infinidad de veces que el jefe de la chakana repitió que los revolcones con la mamá de la mocosa no habían sido más que eso y que no tenía mas herederas que la mamacita de Shantall? Pero Alejandrito, ¿cómo a ti, hijo de Standford, se te pasó la del condón?. Es que no lo entiendo.

Y ni que decir de mi presidente favorito. Mi maestro, mi sensei, mi gordito ricotón. ¿Pero que rayos le pasó a los compañeros y compañeras que enaltecieron el "gesto" de Don Alan García cuando reconoció ser padre de mi chocherita Fede Danton (que me cae mucho mejor que Zarai, entre nos) Y encima hacerle pasar el roche de su vida a la siempre modosita Pilar, poniéndola quieta a su lado sin decir ni mu. ¿Acaso nadie recordaba como jodía el chancho al cholo con eso de que si no era capaz de reconocer a su hija no podía ser capaz de gobernar un país? Pero ahí está, la gente volvió a a darle vivas a la hipocresía. Ay Alancito, ya sabes lo "bien" que me caes, para qué gastarme si con tus actos basta, sobra y rebalsa.

Que eso es ser hombre, que es cuestión de huevos, que no es fácil, que hay que estar muy seguro de si mismo, que hay que ponerse en sus zapatos, nada de eso me convence porque el que se pasó cantando Living la vida loca también se la pasó diciendo que todos los que lo empujaban a aceptar su homosexualidad fumaban de la mala. En sus trece buscaba convencer a media fanaticada que Sasha, Alejandra Guzmán, Alicia Machado y Rebeca de Alba eran su prototipo de ser humano. Y la gente (ay la gente) le creyó. Y así como le creían, ahora se olvidan de todo eso y correrán, no lo dudo, a comprarle el libro y el disco y todo articulito de merchandising que se le ocurra inventar para manifestar (ahora sí) lo feliz que le hace ser aquello que siempre fue, pero de lo que renegó hasta que se vió obligado (solo Diosito sabe por qué) a salir del armario. Porque a mi el floro de "Estos años en silencio y reflexión me han fortalecido y me recordaron que el amor vive dentro de mí, que la aceptación la encuentro en mi interior, y que la verdad solo trae la calma. Hoy para mí el significado de la felicidad toma otra dimensión." es increíble (en el sentido de que no se le cree)

Hasta esa mañana de marzo , Don Ricky se encontraba en aquella pandilla encabezada por mi tío Juan Gabriel, que lleva por doctrina "lo que se ve no se pregunta" y que para mi es mil veces mas respetable que quienes hacen alarde de sus preferencias como si gritarlo a los cuatro vientos los hiciera mejores o más valientes. ¿Acaso alguien imagina a los heterosexuales haciendo marchas y estableciendo días del orgullo straight? Huy no, que Santa Cachucha los agarré confesados y los defienda de todo lo que los tildarían. Porque mientras uno mismo no se vea como un ser humano normal, no puede esperar que el resto lo haga. Porque como escuché en alguna serie española "Yo no estoy orgulloso de ser homosexual, como no estoy orgulloso de tener dos orejas. Lo soy y punto". Chúpate esa. (esa mandarina Ricky, notimiloemociones)


16 comentarios:

China Toon dijo...

Ginno, te felicito. Cada día escribes mejor. Tienes una facilidad para expresarte que me encanta. Es súper entretenido leerte.
Totalmente de acuerdo contigo. Digo,creo que si empezamos por tomar las cosas con normalidad, pues será más fácil aceptarlas. No entiendo tanta melosería de Ricky, pero la verdad, no vale el esfuerzo tratar de entenderlo. Ya sabrá su cuento, pero tampoco es para sacarlo en procesión. Eso sí, segurito que el libro bate records de venta, y será tema de programas de tv, conversaciones y conferencias. Así estamos.
Un abrazo,

Caƒeιnomana® dijo...

Opino lo mismo ke China Toon, es super entretenidisimo leerte, asi sean largo o super larguisimos tus post, no llegan al aburriemiento.


Con respecto al tema, creo que las personas estamos acostumbradas a ke nos confirmen lo ke ya veniamos sospechando y abrimos enormemente la boca en señal de (falsa)sorpresa. Seria bueno si tomaramos las cosas con normalidad, asi ya no pecariamos de idiotas cuando cualkier hijo de vecino venga a contarnos como primicia algo ke ya veia venir.

Soritonina dijo...

Es que hay que ser imbecil para sorprenderse con la noticia!
"Asi que el Ricky Martin resultó ser maricón"... maricón, mentiroso, busca fama, ABURRIDO y FEO... Porque SI, es feooo... y eso de abrise la camisa y poner bembita no es nada sexy, NADA... ayayay!!!

Elmo Nofeo dijo...

Has dado en el clavo Ginoceronte,
¿quién dice que un gay no puede ser macho?
un gay lo es y punto, con todas sus consecuencias,
no lo anda pregonando buscando condescendencia,
ni lo usa para lograr lo que como persona no puede;
lo contrario es propio de un marica cualquiera.

Cuchío dijo...

Ya ps Ginno.
Algo me dice que desde el comiencito tú ya querías que te pregunten por tu punto de vista, y argumentarlo bien profundo como tú... sueles hacerlo, y te gusta.
Yo también estoy con Juan Gabriel, por más gorda y vieja que esté. Me cae de la ptm... más aún cuando se cae tan de la ptm... ja, ja.
Y sobre RM: No es feo!

Damian dijo...

hay q respetar los temores de la gente que pretende ocultar su homosexualidad aparentando ser straight. No se le puede exigir que salga del closet, es algo privado y asi sea risible el que traten de camuflar su homosexualidad. Es cosa de ellos.

Cavernario dijo...

Ese Ricky siempre fue homosexual, lo que pasa es que no podía decirlo porque sino su carrera se venia abaja, ya que la mayoria de sus fans eran mujeres y al momento de decir que era gay muchas lo iban a dejar por sentirse dolida; porque "era el hombre perfecto, bello y con una voz maravillosa" bah.. jajaja. Como ya es famoso y super conocido internacionalmente no importa tanto ahora, en fin, cuando declaro que es gay delante de millones tuvo que ser bastante hombre.

Cavernario dijo...

El Paquetazo...yo era tan pequeño que me era extraña esa historia, mi madre me contó que cuando vio ese flash en la television ni bien acabo de ver el "Que Dios nos ayude" se disparo a la tienda a comprar provisiones, menos mal que era y es amiga de la señora de la bodega; sino, la cag... jajaja.

Jorge Luis Barrera dijo...

Naturalidad dentro del circulo homosexual es lo que no hay! Marchas, y más cosas, es decir, a mi al menos nada más no me cae.

Munani dijo...

Tienes razón, nunca fue una confesión sólo temor al ampay de los chacales gringos jajaja muy buena eso del chancho y el cholo, parece que todos los matrimonios presidenciales del Perú terminan en desgracia no?

Yo no tengo huevos para confesarlo en mi casa pero si para aceptar las consecuencias :)

Más que interesante tu blog, saludos!

Bren dijo...

Hola,muy entretenido este post en cuanto a ricky para mi no es ejemplo de valentia para nadie se vio en problemas y lo dijo o vio q esto le daria mas fama y en fin cosas de marketing ,y uy ya vi que ese libro sera recontra vendido, morbo pues jajaja...un abrazo.

http://ytalveznotengamosmasnoches.blogspot.com/

Vilo dijo...

un excelente post, como es costumbre. Cncuerdo lo de Ricky era secreto a Voces. Tal vez lo "rescatable" es que fomento que otros confesaran sus aventuras con Ricky. Dios! Si salió Pablio Ruiz (Malagueña) para decir que Ricky lo besó.
Sirvió para el morbo de la gente y el santo Chisme.

Kño dijo...

Me encantó, recién lo leo y me pareció filudo, directo y fulminante, como una sica afilada.

Roger dijo...

no fue estrategia `para vender su libro, xq q acaso no se sabia ¿q era gay?

Megan dijo...

You are ignorant homophobe and pathetic human being.

Ginno dijo...

Uyuyuy. A ver, si mi inglés de kinder no me falla, mi estimada (o estimado) Megan me dice que soy un homófobo ignorante y un ser humano patético.

Lo de ignorante y patético no voy a ponerlo en discusión, pero en lo de homófobo mi querid@ Megan, sí que te equivocas y no sabes cuánto.

Tu comentario pareció mas de un hincha de Martin herido en su fanatismo que el de un ser humano liberal herido en sus convicciones.

Y si no entiendes español busca alguien que te lo traduzca, que yo de pollito chicken no paso.

Bye.

otras mas...

Blog Widget by LinkWithin