domingo, 21 de junio de 2009

A mi hijo

Mi querido hijo, o mi querida hija…o mi querido hijo que decidirá ser hija:

Si me animo a escribirte no es porque haya terminado de ver algún lacrimógeno drama made in hollywood. No te escribo porque sin querer me haya puesto a ver aquellos regalos colegiales de día de la madre hechos con palos de Donito. No te escribo porque sea domingo día del padre, ni mucho menos porque esté escuchando a todo volumen aquel insoportable estribillo de “viejo mi querido viejo”

Te escribo para hablarte de la que te has salvado, de la que te has librado, de la casi casi tortura china que hubiese significado tu llegada a este planeta y mas aún con el monumento al egoísmo que hubieses tenido como progenitor.

Yo no quiero tener hijos, te pido que me entiendas. El imaginar tu interminable llanto madrugador reventándome los tímpanos me produce escalofríos. El cambiar tus perfumados pañalitos me produce alergia tácita. El esperar días enteros a que abras la boca diciendo papi para asi sacarle cachita a tu vieja diciendole que fue tu primera palabra, me produce náuseas. El ensayar avioncitos, cohetes y transbordadores durante horas para hacer que te tragues la papilla me revienta los nervios.

No quiero estar pendiente de que no metas los dedos al enchufe, ni te metas de cabeza al inodoro ni te lleves a la boca cuanto adefesio encuentres por el camino. No quiero gastar mi sueldo entero en contratar payasos, barneys ni timoteos para que junto a una treintena de mocosos me destrozen la casa so pretexto de romper la piñata, con el solo motivo de hacerme recordar que estas cumpliendo un año mas de vida.

No quiero levantarme temprano para llevarte al colegio, no quiero regresar a él ayudándote a hacer tareas, no quiero que mi círculo social se limite a los componentes de la APAFA, ni que mi principal divertimento sabatino sean los campeonatos de confraternidad jugando fulbito (yo fulbito?! por Dios) junto a los aburridísimos papás de tus compañeros.

No quiero quejas de la vecina por tu genial idea de proponerle a su hija eso de jugar al doctor y la enfermita, al papá y la mamá y eso de “si yo te enseño tú me enseñas”. No quiero disfrazarme de Papa Noel para hacerte creer la mentirota esa de que un panzón viene volando a llenarte de juguetes por haber sido niño bueno, cuando la realidad es que la tonelada de presentes hará que mi corazón se acelere al recibir la cuenta de mis tarjetas y que tú de niño bueno ni un carajo.

No quiero dar propinas. No quiero que me presentes al enamoradito, ni estar al borde del infarto cada vez que imagine al susodicho diciéndote que si lo amas se lo demuestres. No quiero explicar el porque las versiones de la cigüeña y las abejitas son mas falsas que el tinte que empezara a usar tu madre para disimular aquellas canas que tus acciones harán aparecer sobre su melena. No quiero escuchar los “me duele la cabeza”, “los niños nos pueden oír”, ni mucho menos quiero que cuando tu mami por fin atraque a dejarse hacer cuchi cuchi te metas a la cama con la excusa de que tienes pesadillas.

No quiero hipotecar la casa, ni privarme de mil caprichos solo por darte una educación aceptable para que después de tres años de estar haciendo estirar mis ganancias me vengas con aquello de “creo que esta no es mi vocación”. No quiero tenerte viviendo conmigo hasta los 30 años ni que una vez que te cases traigas al mantenido de tu marido a invadir mis aposentos. No quiero que te embaraces y la historia se vuelva a repetir con el añadido que la nueva generación que osarás dispararle al país me llamará abuelo.

Este es un mundo difícil, y si aparecieras en forma femenina se te haría mas difícil aún, pese a que en estos lares nos estemos jactando hasta el hartazgo de aquello de la igualdad de género. Y esto sin contarte el calvario que te significaría llegar sin estar contento o contenta de tu empaque original. Así que entiéndeme que esta es la prueba de amor paternal mas grande que te puedo dar, el impedirte llegar. Agradéceme el que de espermatozoide no pases. Créeme, nos estamos evitando tanto tú como yo... muchísimas molestias.
Te quiere (porque en fin):

Tu papá

19 comentarios:

Maxito dijo...

¡Me encantó! Creo que no hay nada más que deir. Ahora bien, en cuanto a APAFA... Jajajajajaja. Me hicicste recordar la época del cole cuando algunos padres de familia no tenían nada que hacer y se ivan a webear a esa "asociación". Jajajaja.

Saludos, un fuerte abrazo, abrazo!

Psd. Te respondí los comentarios en mi último post.

Anónimo dijo...

Weno en realidad si seria wenooo un mmmmm aunque en realidad creo q mejor una niña, a mi si me encantaria! imaginate tuu!!! ya sin kerer keriendo vimos un carlitos en xikito(en el tupac!), imaginate una soberbia y rubia niña =o misma maria juakina!!

weno pa mi si seria lindoo ya q yo si tengo paciensiaa mira q tener a miss puerto rico con tooo y caracter dice ya muxo de mi!


aunq el saludo ya tengo q recibirlo soy el orgulloso padre de jacko!!!

ENVIDIENME!!! =P


Numerito!

Andrea dijo...

kreo ke simplemente no te gusta la responsabilidad... jajajaja eso es todo lo ke uno tiene k hacer komo padre efektivamente... pero kreo k tb existen otras kosas... ke justamente es disfrutar todo aquello.
supongo k un hijo te kambia la vida komo se la ha kambiado a tus padres, a los mios y a los tantos k hay por ahi...
kreo k algun dia tendras un hijo y seras tan bueno komo kuando escribes. Un gusto de leerte "otra vez y a regañadientas" jajaja pero siempre es agradable =)

Anónimo dijo...

stuvo cheere...me daba flojerq leerlo pero cuando empece, me entreteni y me gusto :)

ghuga dijo...

no estoy muy acostumbrado a hacerme caso cada vez que digo que escribire algo en mi blog(si claro todavia lo tengo) por ende casi nunca entro a revisar otros blog's...pero siempre es agradable el leerte.
y creo que muy pocos en su sano juicio quieren ser llamados "papá" en estas epocas...a nuestras alturas(y bajesas)...jeje

El Seco dijo...

Compare menos mal q t das cuenta a tiempo q no quieres ser papá porq con lo responsable q eres (verano del 2003 jajaja)...

Interesante post ¬¬

Un abrazo, ya nos estaremos rueniendo..

El Seco

pd. gracias por no multiplicarte, jaaaa

Ric dijo...

chevere como escribes, eso nunca te lo voy a discutir. la forma como vez este blog ehmm digamos que no va mi onda, en nada creo yo xD!. Parece un niño rebelde que no quiere nada con nada. Sin embargo, chevere las palabras y el contexto como la pintas.

PD: Como te dije, si alguna vez tienes un hijo, me encargare de que lea este blog ^^!
jaja ric

Ginno dijo...

jajaja...thanks a tutilimundi por los comments

obvio q somos las anípodas mi querido Ric. Para todo aquel que discrepe con mi punto de vista y prefiera vivir en el mundo de la ilusión, visitar http://diarioderic.blogspot.com
y hagamos el balance perfecto.

Ginno dijo...

jajaja...quise decír antípodas...teclado de shit ¬¬

Maxito dijo...

No sé pues, cómo hacemos? msn?

Saludos!

Cys dijo...

a mí me da por ratos, a veces quiero tener 5 hijos, y a veces pienso que se vive mucho mejor sin ellos

Anónimo dijo...

Ginno no quiere ser papá y bueno nos ha divertido un rato con su maravillosa forma de relatar cosas que nos pasaron siendo hijos y que nos pasaran para los que si quieren ser padres, me excluyo porque aún no la tengo clara, solo puedo decir que se nos vienen épocas dificiles, las de "tomar decisiones"... miedo y excitación por el futuro.
Muy buena, mi querido amigo!

Dita

El baúl de Ricardo dijo...

gracias x comentar mi blog, recien estoy empezando en esto..acabo de leer A MI HIJO y simplemente ESPECTACULAR..ya kisiera q esa entrada fuera mia jajaja

Santiago dijo...

este....entretenido? si si ... .)
a ver si publicas otro post pronto

IAMTHEANGELNEGRO dijo...

genial!

Cristhian dijo...

Hey!

No dejes de escribir

Saludos.

Juanca dijo...

Jaja, me has reabierto los ojos.

Anónimo dijo...

jajajajajajjaa es demasiadooooo!! este me gusta mucho mas!!! ya me lo imaginaba desde que me contaste en la U que ibas a escribirlo jajajjaja fue too much!!!
que chevere escribes soquete!!!
Valeria

Jota Erre dijo...

genial, caserito.

otras mas...

Blog Widget by LinkWithin