martes, 9 de septiembre de 2008

Buda buda dame plata

Que el dinero no lo es todo, que lo importante es estar saludable, que asi no tengamos ni un cobre y vivamos en una cálida chozita en alguna limeña invasión... nada de eso importa si todos estamos unidos y hay amor y amistad entre todos...pamplinas!


El rollo ese de la familia Ingalls la verdad es que nunca me lo creí. ¿Acaso a la pobre de Caroline le gustaba estar lavando platos en balde y andar detrás de sus mocosas? (es que Laura era bien pendeivis) Que el dinero no lo sea todo en la vida es una mentira mas grande que Godzila, o bueno ok, quiza no lo es todo,quiza no te da la felicidad...pero caramba! que bien la simula!



En lo que a mi hogar-dulce hogar se refiere, (aunque ahora me lo quieran negar, hay que ver lo olvidadizos que son los padres) nací rindiéndole culto al señorito Mr. Inti, que allá por el año 1991 y tras casarse con un chinito chinverguenchón que andaba prometiendo honradez, tecnología y trabajo encima de un tractor, cambio su nombre a Nuevo sol. Ya con el tiempo le agarre bastante camote y fui conociendo al resto de sus parientes desparramados por todo el globo terráqueo: peso, marco, corona, yen, sucre, franco, quetzal, real, dólar y la última adquisición de la familia (y el mas reeeeegio por supuesto) Euro.


Le pedí a mi viejo una alcancía cuando tenía 5 años. Lo tuve correteando al pobre por todo Monterrey y la sección juguetes de Scala un día entero porque estaba empecinado en que mi infantil cuenta de ahorros debía tener forma de chanchito...como en la tele. ¿Creen que encontrábamos?, ¡ni un miserable cerdo!, había de todo, latitas, baulcitos, cajitas con su llave, pero ni un solo cochino...Finalmente tras muchos "ya pues papá, tú me prometiste" y unos cuantos "pero acaso no te das cuenta que no hay", terminamos encontrado un chancho rosado de plástico lleno de lunares verdes (entiéndase "lunares" por manchas de témpera David, que según el inventor del juguete se veia super artístico...plop!) Con su cara de "ok toma y no jodas", puso a mi nuevo amigo en mis manos. Lo que le dije al instante lo tengo grabadísimo y aun me río cada vez que lo recuerdo "muy bien papi...ahora aliméntalo"


Desde que le llegaba a la rodilla a mi mamá recuerdo haber querido siempre lo que no se me permitía tocar, y el dinero era una de esas cosas. "Dime qué quieres hijo y yo te lo compro...¿ese?...ya ok, pregúntale al señor cuánto está, ¿qué? ¿qué tú le quieres dar el billete? no hijito te ensucias las manos"...al parecer mi abnegada y (para ese entonces) flaquisima madre, no entendía que yo tan solo quería acariciar ese papelito de 5 soles (si, antes habia billete de 5 lekas alucina) pero no, de dejarme nada de nada. Mi afán se siguió alimentando cuando poquito a poco fui creciendo y empezando a entender que la plata te puede caer sin mucho esfuerzo también. Aquél que este por encima de los 21 y no recuerde el triki-trak o El Baúl de la Felicidad, definitivamente nunca tuvo televisor en su jato. Estos dos programas eran sin duda mi comprobación a la tesis "no hagas nada de esfuerzo y llevate una buena cantidad de billete", bueno tampoco se me vengan a ofender si no menciono al "entretenidísimo" Trampolín a la Fama, que en si la tesis que me comprueba es la de "has cualquier webada y llévate (alucina la voz de Ferrando) "treiiintaaaa kilos de papaaaa, dieeezzzz kilos de arrozzzz, dieeeezzzz kilos de azúcar, tu mesa comodoy y tu zapatillas tigre" En fin, que no había peruano de clase media que no tuviera en su bolsillo junto a su libreta electoral de tres cuerpos, un talonario del Baúl de la Felicidad, en dos colores para que escogas, verde y rojo y que además te traían un webo de alucinantes descuentos. Vaya épocas.

Mi abuelo materno era otro amante de la plata (creo que viene de familia) pero al igual que el chico guapetón que escribe estas líneas no movía un dedo para conseguirla, simplemente le llegaba, ¿cómo?, pues chantándose cada domingo en Monterrico y apostándole a cuanto cuadrúpedo le suponiera fajos y fajos de verdes. Y tenia suerte el viejo pendejo, la tenía; y digo la tenía porque sus herederos arrastramos sus achaques pero no su ojo clínico para escoger aquel caballito que nos triplique lo que con mucho esfuerzo (e inconciencia) ponemos en juego. Una sola vez pise el hipódromo para apostar y créanme, no tengo ganas de regresar.


Los casinos son adictivamente espectaculares. Te sientas en tu maquinita y amablemente te ofrecen tu caramelito para los nervios. Miras a la derecha...miras a la izquierda y dos abuelitos se juegan lo que les queda de pensión y ¡oh! quien gana eres tú jeje, asi que recoges tus moneditas y al instante tienes que cambiarte de aparato porque ganar dos veces en el mismo es imposible y porque el bombardeo de envidiosos bastonazos no se lo deseo a nadie. Si amaneces confiado y sin duda es tu día, la ruleta es la voz. Pero eso si, jamas de los jamases hagas caso al típico metiche que te dice al oído "yo se lo que te digo, ándale al 29 negro"...ttttrrrrrr "¡21 rojo!" , volteas y el condenado desaparece. HDP. Si eres mas arriesgado: Blackjack, si quieres hacer hora: Baccarat, si eres igual de suertudo que Dicaprio en Titanic: Pócker y si eras tan lorna como Ginno en Atlantic City: daditos =)

Aún sigo depositando geniogramas y crucigramas 21 religiosamente todas las semanas, aún sigo llenando mis etiquetas de leche gloria cada vez que aparece alguna maldita promoción que me obliga a desparramar toneladas de lactosa en mi preciado organismo, aun sigo sobándole la wata a cuanto buda me encuentro y claro, aun mi viejo (y yo de cuando en vez) nos seguimos comprando nuestra TINKA. ¿Cuál es nuestro mayor logro hasta ahora? 3 aciertos alucina. 3!

Padre nuestro que estas allá arriba, orinandote de la risa de mi suerte, si me haces el "feivor" de que nos ganemos la tinka te prometo que todos los niños que venden olé olé en el cruce de La Marina con Escardó , tendrán algo que empujarse al estómago. Que todas las morenitas boquita de caramelo que alquilan criaturillas para cargarlas medio día y pegarse a la luna de un mercedes a pedir "una luquita pa' mi bebe", tendrán algo que llevar a la mesa de su hogar. Que todo abnegado padre que me estampa su receta médica en la cara diciéndome que si no lo ayudo su hijo que se encuentra en la cama tal, del piso tal, del hospital cual, atendido por el doctor mal... no se salvará, tendrá los 200 soles que supuestamente cuesta todo su repertorio de medicinas. Que todo ex presidiario que me diga que acaba de salir de sarita colonia y que quiere una ayudita para comprarse su bolsita de caramelo y conseguir de auspiciador al Centro Victoria y me pida que lo disculpe por interrumpir mi lindo viaje y "levántame la moral pe' varón" y "no me ignores" (y mas y mas floro) para finalmente cantar con su latita y su peine el último hit de Dina Paúcar, no se quedará sin un centavito al final del día.

(desde el cielo escucho...."YA PUES OYE!!!!!")

Ok papa lindo, si por obra y gracia de que se te pegó la regalada gana haces que Homero Cristalli diga los seis numerazos que me hacen acreedor del pozo tinkero del domingo, no te voy a mentir...

Termino de pagarme la carrera para que la bellisima señora que me pusiste como madre no me tenga que estar repitiendo que piense en la inversión que hace en mi. Me quito a Starbucks. Arraso con Ripley, Saga, Polvos Azules y Gamarra continuando con mi honorable tradición de llenarme de trapos. Me compro una camionetita, un deportivo, una 4x4, un audi, y una estation con su tico de yapa para ponerlos a taxear. Me voy al touring y coimeo al mismo viejo pelado que me jaló en mis tres intentos por sacar mi brevete, para asi poder manejar los tres primeros caprichitos antes mencionados. Me compro una cajetilla de Camel y me voy a Starbucks otra vez. Le compro a mi viejo la colección entera de vinilos de los Beatles. Contrato una muchacha que limpie exclusivamente el dormitorio de mi brother, y de paso contrato 7 mas para el resto de la jato. Me largo de San Miguel, porque vamos, ya no es lo de antes. Me compro mi propia lap-top para no gorrear las de otros y aguantar sus carajos porque me acabé la batería. Agarro esa misma lap-top, mi cajetilla de Camel y me voy a Starbucks otra vez. Empiezo a comprar regalos para toda reu de cumpleaños a la que me inviten y asi dejo de usar mi ya archiconocido: "alucina que estaba trayendo tu regalo y ¿qué crees?, ¡me acaban de robar!" Lleno tres carritos de vivanda sin preocuparme en ver cuántas cosas voy a tener que devolver una vez que llegue a la caja. Por fin me compro un ipod. Y agarro ese ipod, agarro la lap-top, mi cajetilla de Camel y me voy a Starbucks otra vez. Regresó a París y esta vez como todo lo que se me antoje en los campos eliseos y no me la paso a punta de baguettes y café por ahorrar. Me compro mi propio plasma, mi propio dvd, mi propia camarita digital y mi propia modelo para fotografiar. Me compro una muñeca inflable (siempre quise una jiji). Me voy a Crisol, donde además de la mitad de la tienda, me compro la recopilación de monólogos de Buenafuente, que conchudamente sin comprarlo voy leyendo cada vez que me aparezco por el Óvalo Gutierrez. Agarro ese libro, agarro el ipod, agarro la laptop, mi cajetilla de Camel y me voy a Starbucks otra vez. Me compro un walkman en alguna tienda de reliquias, porque desde que se averió el mío no tengo donde escuchar mis mas de noventa cassettes. Me compro una perra para que mi adorado Rin-Tin-Tin deje la castidad a 7 años de su nacimiento y de esa manera no se la agarre con la pierna de cuanta visita llega a mi jato. Me traigo de Argentina a Flor, porque desde que ella no viene a ayudar en la limpieza de mi casa a mi vieja le amenaza el regreso de la menopausia. Me compro una casaca igualita a aquella por la que recibo una mentada de madre de mi hermano Piero cada vez que me la pongo sin su permiso. Me pongo esa casaca, agarro mi libro, agarro el ipod, agarro la laptop, mi cajetilla de Camel y me voy a Starbucks otra vez. Me voy a San Antonio y me empujo una tarta de fresas yo solito y sin ayuda de nadie. Invito a comer a Said, a Johny, a Mafer, a Rossana, a Victor y un largo etcétera que siempre me han invitado algo y a quienes yo no convido hasta ahora ni una galleta chaplin. Me compro un palco en el monumental y otro en el teatro municipal ( cuando lo reinauguren claro) Me compro una entrada super hiper mega platinium para cuando a Los Rolling Stones se les ocurra pisar suelo peruano...y si no yo mismo los contrato y los traigo. Me compro todos los modelos habidos y por haber de Converse. Me corto con un cuchillo el meñique y hago que me lleven de emergencia a la clínica San Felipe. Me pongo una cuenta en Luxemburgo, otra en Bruselas, otra en Islas Caimán y me compro un chanchito que pueda romperse y de un color mas varonil que el de mi infancia. Le compro su carro a Sebastián, su computadora a Piero, su guitarra a Christian, su casa de playa a mi vieja, su bicicleta estática a mi abuela, su enciclopedia de sudoku a Vero, su Versace a David, su lipo a (piiii), sus tetas nuevas a Giova, y su celular con cámara a Valeria, a ver si de una buena vez deja el ladrillo ese que solo le sirve para jugar snake. Me compro el iphone (que no se como michi se usa pero esta de moda)... Y agarro ese iphone, me pongo mi casaca, agarro mi libro, agarro el ipod, cojo la laptop, mi cajetilla de Camel, me voy a Starbucks y me compro una TINKA otra vez. amén.

4 comentarios:

*Pucho* dijo...

Como siempre tengo el HONOR! de ser la primera en poder comentarte! Primero que todo, si tu te sacas la tink i compras todo eso yo me caso contigo (tendras el honor).
Segundo resare para que te la saques asi tengo chichis nuevas! y como las q kiero.
En verdad me cague mucho de risa, pues si, el dinero lo es todo, siempre apuntamos a ser adinerados y no pobres....supongo no?

BESOO!!

ToxicSlave dijo...

Dios, el inicio del Gollum que vive por la plata ''my preciousss'' te imagino decir xD y si pues. se Admite, el dinero lo es todo y aunke duela: lo consigue todo -- Yo tb Extraño Scala -- A mi tb me decian q keria y me lo daban ^^! -- Yo tb kiero ganar plata facil jaja -- PD: eres un cicatero de mela xD! omg lo dije jaja - chevere tu blog

Valeria dijo...

jajajaja. Ya te dije Ginno la plata no lo es todo¡¡... mírame a mi q a pesar de no tener un celular último modelo, soy feliz :) así que no necesito tu compasión hacia mi ladrillín ya?¡¡¡ snake sin luces ni 3d x ever¡¡¡¡hasta q la plata nos separe :?

lo max. tu blog
Vale

Anónimo dijo...

jajaja...me he reido muchisimo solo buscaba la foto de buda para ponerla en mi perfil ya q un compañero de mi trabajo tiene una panza prominente y yo diariamente le froto la panza como a buda y le digo de mil de mil de mil dame mucha plata y que sea de mil en mil jajaja claro q todos se cagan de risa en la oficina y sin querer encontre este articulo la verdad estuvo divertidisimo creo q es lo q mucha gente quiere decir y no lo hace.

otras mas...

Blog Widget by LinkWithin